Los niños no nacen sabiéndolo todo. Nosotros no lo sabemos todo. Aprendemos a base de equivocaciones. Nuestros hijos también tienen derecho a equivocarse. Lo hacen a menudo porque están creciendo, desarrollando y aprendiendo.

Ante los errores, es necesario olvidar la culpa y enfocarnos en buscar la solución. Una herramienta que usamos para encontrar soluciones en Disciplina Positiva es la de realizar Reuniones Familiares.

Las Reuniones Familiares son una herramienta muy valiosa que nos brinda la Disciplina Positiva para fortalecer nuestras relaciones familiares. Una herramienta para tener conexión familiar, para enriquecernos como familia.

¿Dónde?

Las reuniones familiares funcionan mejor alrededor de una mesa. Un buen momento para tener las reuniones familiares es después de la cena cuando la mesa esté recogida. A veces es buena idea servir postre durante la reunión.

¿Cuándo?

Lo mejor es designar un tiempo indicado cada semana. Breve, con 15 o 20 minutos no más, es necesario. Cada miembro de la familia necesitará adaptarse de acuerdo con este horario.

Cuando hay adolescentes que se encuentran ocupados la mayor parte del tiempo, es necesario entonces entender esto y ser flexible con el horario.

¿Cómo?

Cuando se comiencen las primeras reuniones familiares, las primeras 4 semanas enfocarse SOLAMENTE en los cumplidos y en planear una actividad divertida. Después, empezar a introducir la solución a problemas pero sin incluir en la agenda problemas que ya llevan tiempo ocurriendo, si se va demasiado deprisa, los niños (especialmente los mayores) sentirán que la reunión es una forma para lograr su manipulación. La reunión familiar es un tiempo muy valioso y efectivo, hay que ser paciente.

Fuente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here