Estación de Atocha, Madrid

7000 plantas y cientos de tortugas conforman un micro hábitat natural dentro de Atocha. El particular jardín tropical y la contrastante estructura de acero y metal que lo rodea crean una llamativa postal, enriquecida a menudo con muestras escultóricas.

Komsomolskaya Station, Moscú

Brillantes candelabros, pilares de mármol y altos techos coloridos asemejan el esplendor de los clásicos salones de baile durante el imperio de Stalin. De inspiración neoclásica, la estación diseñada por Dmitry Chechulin cumple la idea de que el metro debe de ser el “palacio del pueblo”.

Arts Et Métiers Station, París

El diseño del artista Francois Schuiten transporta a los usuarios del metro a un universo paralelo inspirado en las historias de Julio Verne. Con maquinaria misteriosa en los techos, muros de cobre y óculos que asemejan a un submarino, la estación situada junto al Conservatorio Nacional de Artes y Oficios borra la línea divisoria entre fantasía y realidad.

Avtovo, San Petesburgo

Diseñado por el arquitecto Ye. A. Levinson, Avtovo es un museo subterráneo. Parte de la línea roja de San Petesburgo, la estación fue construida en memoria de las víctimas del ataque nazi en la SGM y recuerda el clásico esplendor de la ciudad a través de candelabros acristalados, estilizadas columnas de mármol y ornamentos recargados.

Zoloti Vorota, Kiev

La imponente estación, que toma su nombre de la adyacente Puerta Dorada, reúne el detallado trabajo en mosaico de una serie de artistas locales. Los techos abovedados y la iluminación a base de candelabros resaltan en Zoloti Vorota el aire de elegancia y calidez.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here