La esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera de Peña, sorprendió con un vestido negro a los hombros realizado por artesanos del estado de Oaxaca. Este atuendo fue confeccionado con flores plateadas bordadas. El ahora icónico vestido es un homenaje a los pueblos afectados por el sismo que sacudió al país el 8 de septiembre.

La familia presenció el espectáculo que se realiza como de costumbre después del grito de independencia.

El presidente Enrique Peña Nieto encabezó anoche, desde el balcón central de Palacio Nacional, la ceremonia de El Grito de Independencia, rompiendo el protocolo y la arenga tradicional para destacar la solidaridad de los mexicanos con las comunidades de Chiapas y Oaxaca, devastadas por el terremoto del pasado 7 de septiembre.

Fuente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here