Un equipo de investigadores del Johns Hopkins Kimmel Cancer Center ha desarrollado una prueba de sangre única que detecta ocho tipos comunes de cáncer y ayuda incluso a identificar la ubicación del cáncer.

La prueba, llamada CancerSEEK, es única, no invasiva y multianalítica, que evalúa simultáneamente los niveles de ocho proteínas cancerígenas y la presencia de mutaciones del gen del cáncer a partir del ADN que circula en la sangre. La prueba está dirigida a la detección de ocho tipos de cáncer, los más comunes y con mayor tasa de muerte. Estos son: de hígado, páncreas, estómago, esófago, ovario, mama, colorrectal y de pulmón.

El análisis detectaría los cánceres antes de que causen síntomas y cuando aún se pueden curar únicamente empleando cirugía.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here