Como para cualquier persona, la respuesta es muy sencilla: dependerá de las horas del día en las que te expones al sol.  Una embarazada debe evitar las horas más fuertes de exposición al sol, es decir, desde las 11-12 de la mañana hasta las 17:00 de la tarde, ya que son las horas en las que la radiación solar es más intensa.

Tomar el sol no produce ningún efecto negativo en tu bebé, siempre y cuando lo hagas de manera responsable, es decir, evitando esas horas centrales del día en las que, como acabamos de comentar, el sol calienta más.

Algunos investigadores aseguran que evitar el sol durante el embarazo está vinculado con una deficiencia de vitamina D que podría afectar al futuro bebé y a su sistema inmunológico. Por esta razón, siempre y cuando lo hagas con precaución, no habrá ningún problema.

Exponer la barriga directamente al sol es una cuestión personal. Muchas futuras mamás prefieren no hacerlo, pero no por una cuestión de salud, sino más bien por una cuestión estética y por eso la ocultan con ropa de baño especial. Para otras, en cambio, no supone ningún problema utilizar un bikini y mostrar orgullosas su incipiente tripa.

Muchas mujeres cuyo embarazo coincide con el verano, se preguntan ¿es bueno tomar el sol durante esta etapa? ¿Es perjudicial para mi bebé? Debes considerar que, durante el embarazo, tu piel es más sensible por lo que tienes que tomar el sol con más precaución que habitualmente. No te pierdas estos consejos para tomar el sol durante el embarazo sin ningún tipo de riesgo.

Nunca está demás el protector solar

Antes de elegir crema protectora consulta sus componentes para que utilices una adecuada para el embarazo. Escoge un factor alto, aunque seas de tez morena, aplícatela media hora antes de exponerte al sol y renueva la crema cada dos horas. No te sometas durante mucho tiempo a la exposición e intenta hacerlo a primera hora de la mañana o última de la tarde.

Usa ropa fresca

Utiliza ropa fresca para protegerte correctamente y evita que el sol te dé directamente en la cara. La hipertermia o aumento excesivo de temperatura puede afectar al feto y causar malformaciones. Ya de por sí, durante el embarazo la temperatura corporal aumenta, así que debes tener especial precaución y evitar un golpe de calor.

Siempre di “sí” al bikini

Muchas mamás se preguntan si pueden utilizar bikini. La realidad es que no hay ningún problema en que enseñes tu barriguita siempre y cuando tomes las precauciones que acabamos de comentar. Sólo ten presente que, si te ha salido la conocida línea alba, puede oscurecerse a causa del sol. Por lo demás, sigue tu estilo y elige la prenda que más te guste para tomar el sol durante el embarazo sin sufrir ningún tipo de riesgo.

¿Y qué sucede durante la lactancia?

Hace algunos años existía la creencia de que la mujer que optaba por la lactancia materna debía tomar una serie de precauciones y cuidados especiales. Hoy en día, no van más allá de llevar una dieta sana y equilibrada, usar ropa cómoda y consultar con el médico antes de tomar cualquier fármaco. Pero sí es cierto que, dependiendo de la estación del año, especialmente si tu bebé es recién nacido, hay que tener en cuenta determinados aspectos. Te damos algunos consejos para la lactancia materna en verano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here