Hoy en día existen miles de productos que pueden ayudarnos a mejorar la apariencia de nuestra piel y sobre todo protegerla del paso del tiempo. Sin embargo el estilo de vida que llevamos es fundamental para permitirnos lucir una piel radiante.

Por eso hoy les compartimos el decálogo perfecto para cuidar la piel con un estilo de vida saludable:

    • Consume abundantes frutas y verduras, de todo tipo y color, pues es con ellas con las que garantizas la presencia de antioxidantes en la alimentación habitual, así como también, de nutrientes importantes para la piel tales como vitamina A y C.
    • Duerme entre 6 y 8 horas cada día, ya que es durante el sueño cuando el estrés se reduce y nuestro cuerpo repone estructuras dañadas. Por ello, si no duermes lo suficiente puedes tener problemas circulatorios y sumar estrés que favorece el envejecimiento prematuro de cada parte del cuerpo.
    • Evita el tabaco que suma estrés a nuestra piel, resta antioxidantes y además, la reseca, le quita brillo y oxigenación.
    • Toma sol, pero siempre con la protección adecuada, es decir, con filtros solares y con moderación, sin exponerse en horas de mayor radiación ni abusar de las mismas.
    • Bebe suficiente líquido, pues una adecuada hidratación te ayuda a lucir mejor, pero además, permite una buena circulación de la sangre y oxigena la piel, evita la sequedad en la misma y favorece una tonalidad adecuada y saludable.

    • Realiza ejercicio de forma regular, pues éste tonifica la piel, favorece la oxigenación de la misma y además, mediante el sudor permite que los poros se destapen eliminando sustancias de desecho.
    • Evita el exceso de azúcar y de alimentos que lo contienen, ya que un alto índice glucémico se ha asociado a mayor riesgo de acné, así como a una peor circulación sanguínea, por ello, para una piel sana es imprescindible moderar el azúcar en la dieta.
    • Consume más pescado y menos carnes procesadas, porque el pescado contiene omega 3 que reduce los efectos del paso del tiempo en la piel, mientras que las carnes procesadas tienen mucho sodio y grasas de mala calidad que pueden entorpecer la circulación sanguínea así como la llegada de oxígeno y nutrientes a cada parte del cuerpo.
    • Evita el exceso de alcohol, ya que tiene un efecto diurético que favorece la deshidratación del organismo y además, puede quitarnos antioxidantes importantes que se necesitan para evitar el envejecimiento de la piel.
    • Ingiere grasas buenas a diario, porque al igual que los pescados, ofrecen omega 3 y ácidos grasos esenciales, que favorecen la absorción de vitaminas que la piel necesita como vitamina A o E y además, tienen efectos antioxidantes. Puedes consumir a diario aceite de oliva, nueces, semillas o aguacate.
       

      Con estos buenos hábitos puedes lograr buenos resultados sobre tu piel, además, beneficiar el aspecto de cada parte de tu cuerpo. Y lo más importante cuidar tu salud.

      Recuerda que un estilo de vida saludable es la principal herramienta para brindarle a tu piel el mejor aspecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here