Debes tener en cuenta todos estos hábitos saludables que cada día te harán sentir lleno de energías y con la mejor disposición para asumir iniciar el día.

Es recomendable aplicar cada uno de estos consejos y podrás empezar a notar cómo tus días cambian para bien y disfrutas más de cada momento.

Sabemos que el desayuno es la comida más importante del día y nunca deberíamos saltearla. Sin embargo, existen otros hábitos matutinos que pueden ayudarnos en gran medida a comenzar nuestro día con toda la energía y a transitar la jornada con vitalidad.

Por eso, te recomendamos estos 4 hábitos saludables:

1. Enjuaga tus dientes con aceite

Seguramente te resulte extraño, pero este hábito matutino resulta sumamente beneficioso para la dentadura.

El proceso es muy simple. Tienes que colocar en tu boca una cucharada de aceite (los de coco, girasol y sésamo son los más populares), luego lo pasas por la boca entre 10 y 20 minutos y lo desechas en el cubo de basura.

Este procedimiento no solo blanquea los dientes, sino que alivia los dolores dentales, mejora el aliento y absorbe bacterias dañinas.

2. Estira los músculos

Luego de levantarnos sentimos esa necesidad de estirar los músculos, ¿verdad? Pues no tienes más que escucharla. Tómate unos minutos para estirar tu cuerpo al ritmo de una respiración pausada y profunda. También puedes hacer unas posturas de yoga, si te agrada (los saludos al sol son nuestros favoritos).

3. Bebe agua con limón

Tomar agua tibia con jugo de limón por las mañanas es una forma simple y efectiva de consumir un alimento alcalino repleto de vitamina C que equilibra nuestro organismo. Además de equilibrar el pH, funciona como un «despertador» para el hígado, lo que contribuye a la eliminación de toxinas.

Esta bebida poderosa también estimula el tracto intestinal y ayuda al organismo a la hora de absorber nutrientes y, por supuesto, contribuye a desinflamar el estómago.

4. Cuida tu piel

No tiene por qué ser una rutina extensa y cansadora. Por el contrario, la idea es que sea una rutina llevadera que te entusiasme llevar adelante todas las mañanas. Puedes, por ejemplo, aplicar un gel o una loción limpiadora, un sérum y, por último, una crema hidratante. Quizás dos veces a la semana puedes optar por un producto exfoliante. Solo recuerda utilizar, en la medida de lo posible, productos naturales libres de tóxicos (tu piel y todo tu organismo te lo agradecerán).

¡Y listo!, estos hábitos son muy simples, pero, sobre todo, harán que te sientas muy bien en las primeras horas del día y potenciarán tu bienestar a lo largo de toda tu jornada. Esperamos que los tengas en cuenta y que puedas llevarlos a la práctica muy pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here