Ha sido el mismo personal médico del hospital Prince SUvarnabhumi de la provincia de Samut, Prakan, justo al sur de Bangkok quienes han colocado mascaras protectoras a los bebés recién nacidos para poder evitar el contagio de coronavirus en un país en el que se porta cuentan con más de dos mil quinientos casos confirmados de contaigio y 35 muertes.

Con estas pantallas las cuales se sujetas a la frente de los bebés por un ceñidor donde se ve el nombre de ese hospital, se busca la mayor protección posible con los bebés, siendo un gesto de seguridad y ternura.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here