Si has sido madre, habrás podido comprobar que todo el mundo opina respecto a la forma de criar a tus hijos. Las amigas, la familia, la suegra… Miles de teorías y opiniones diferentes que, en ocasiones chocan, pues cada persona es un mundo y cada madre vive la maternidad de una forma diferente. Te damos algunos consejos para tratar con amigas que tienen otra forma diferente de educar a sus hijos.

Evita sacar conclusiones apresuradas

Es normal que te sientas ofendida si por ejemplo tu bebé llora e inmediatamente le coges en brazos o le das lo que te pide y tu amiga levanta una ceja. Puedes tomártelo como una crítica, pero tienes que ser capaz de dejar las diferencias a un lado y no tomártelo como algo personal.

Los consejos tómalos de quien vienen ¡mientras no seas tú quien los de!

A veces los consejos sólo sirven para generar más conflicto, especialmente cuando se tienen opiniones diferentes. No des consejos salvo que te los pidan y cuando te los den a ti, simplemente escúchalos.

¡Cambia de tema!

En ocasiones el error es hablar exclusivamente de los hijos. No olvidéis que, igual que en las relaciones de pareja, las relaciones de amistad también hay que cuidarlas. Podéis hablar de otras cosas igual que hacíais antes de convertiros en madres.

RECUERDA: No hay forma correcta para educar a los hijos

Como ya hemos comentado, no existe una forma buena o mala de educar a los hijos, sino formas distintas de hacerlo. Cada familia establece sus normas, y no tienen por qué ser igual en todos los hogares. Intenta no juzgar a las demás ni ser categórica con tu manera de criar a tus hijos como si fuera la correcta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here