Cuando se propone matrimonio, inmediatamente pensamos en boda, luna de miel, permisos en el trabajo y en lo que dirás en las redes sociales, pero ¿en qué momento debes planear el cómo se debe desarrollar el gran paso de crear un nuevo hogar?

es el negocio más importante de nuestra vida, y como para cualquier otro hay que investigar lo que se ocupa y sobre todo con quien pretendemos comenzar el negocio, hacer un plan sobre lo que se pretende para estar seguros que las dos partes tienen el mismo pensar sobre el asunto, sí, hay que planificar contando con las características que cada uno puede aportar, todos somos buenos para algunas cosas y para otras no.

¿Te has preguntado qué buscas en el matrimonio? Porque, aunque no lo creas, hay quienes creen que buscan quien les atienda, quien le mantenga, o alguien que pueda apoyar con los gastos, pero la realidad es que hacer un proyecto de familia como cualquier negocio ocupa de muchos renglones que atender y mientras se dan a la tarea comenzarán a aparecer detalles que de repente brincan, como que uno diga quiero cinco hijos.

Hay que ponerse de acuerdo cuáles serán las reglas en esa familia, sobre las que se van a manejar: En esta familia nadie levanta la voz, nadie dice palabrotas, están prohibidas las mentiras, la familia es de todos y todos colaboran (todos atienden a todos) como quien dice, no hay nadie sobre nadie ambos el mismo derecho y deber, con voz y voto, no se toman decisiones importantes sin consultar, son ideas, cada quien le quita o le pone, pero se tendrá que tener en cuenta que eventualmente habrá hijos y deben estar de acuerdo con cuales valores se les va a educar, ya después conforme crecen se irán ajustando cómo se consigue educarlos, pero siempre antes de que nos tomen la medida.

Hay que tener en cuenta en este plan de familia otras cosas como el equipaje de cada uno, teniendo en cuenta que aun cuando pertenezcan al mismo estrato social y económico los modos y las historias son diferente, y tendrán cosas que les gustaría continuar, tradiciones o modos de hacer esto o lo otro, y otras que para nada les interesa seguir, pero son dos y hay que acoplarlas, integrar las que se puede en que los dos estén de acuerdo, porque puede suceder que en alguna nos encontremos con que van contra nuestros principios y nadie puede vivir mucho tiempo contra sus principios, claro que la idea es que todos debemos tener principios de vida, por ejemplo: no puedo vivir con alguien que miente con singular facilidad, no puedo vivir con alguien involucrado en las drogas, o que está de acuerdo con el aborto, o que maltrata a las personas o los animales, así cada quien sabrá con que no puede vivir y hay que descubrirlo antes.

Es el momento si ya están comprometidos preparando boda de dejar de ser novios y abrir bien los ojos, y cuando visiten a la familia en la que van a entrar a formar parte, porque otra cosa que no se puede olvidar es que se casa uno también con la familia, bueno pues abriendo los ojos chequen cómo se manejan las cosas en esa familia, si hay alguien manipulador, si es familia muégano o distante, si se demuestran que se quieren o cada quien en lo suyo no se interesa por los demás, si colaboran, si hay uno que manda y los demás obedecen sin chistar, si hay miedo o amor, si les gusta lo que ven que bueno, si no, hay que tener en cuenta que esos modos se van a mudar al nuevo hogar quizás no tan marcados, pero ¿podremos con ellos? que la idea es que sea para siempre, y si están pensando “es que con mi amor le voy a cambiar” no existe tal cosa ni se puede, ni se debe.

¿Porqué? Se supone que amamos a esa persona como es, si no te gusta como es en algo aléjate, es una falta de respeto pretender cambiar la forma de ser de alguien por algo que a mí me gusta, la idea es que nadie está acabado, todos debemos procurar crecer y ser mejores personas todos los días y para eso es que sirve también el matrimonio para ayudarnos mutuamente a mejorar en eso que no está del todo bien, en eso que me falta crecer y madurar, eventualmente eso que no me gustaba terminó por desaparecer, pero a lo mejor toma 40 años, entonces si de plano va contra tus principios o tus gustos o tus maneras, pues no te metas. Y con esto de las familias después de checar bien el dato y decidir seguir, aunque sea una familia encantadora procuren vivir no demasiado cerca o por lo menos pintarles bien clara la raya desde antes, que tienen que ver como no llegar de visita sin avisar, no dirigir ni criticar la decoración, no dar consejos sin que se les pidan, estar al tanto de las reglas de la casa para que no vengan a desbaratarlas, sobre todo, con la educación de los hijos, son muy importantes esas familias de las que salen, importantísimas y hay que estar cercanos. Pero también llegan a ser causa de que el matrimonio termine.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here