(Getty)

¿Cómo afecta al organismo tener hábitos alimenticios irregulares como no desayunar? Pasar por alto la primera comida del día tiene consecuencias a nivel metabólico.

Sabemos que un buen desayuno es imprescindible para comenzar bien el día. Y ahora, una nueva investigación desarrollada por la Universidad de Bath, en el Reino Unido y publicada en la revista Journal of Physiology exploró los efectos metabólicos de tomar o saltarse el desayuno.

El estudio buscó examinar cómo afecta el desayuno al metabolismo y a las células grasas de las personas delgadas y obesas.

«La primera comida del día ayuda a mantener una adecuada salud, ya que ayuda a que las personas puedan cumplir con los requerimientos de nutrientes recomendados».

Los resultados determinaron que, en las personas delgadas, saltarse el desayuno durante seis semanas aumentó la actividad de los genes que ayudaron a quemar grasa, por lo tanto, mejoró el metabolismo. Sin embargo, este efecto no se observó en los adultos obesos.

Así, en los individuos obesos, las células de grasa no podían tomar tanta glucosa en respuesta a la insulina como lo hicieron las personas delgadas. Este efecto parece ser proporcional a la grasa de todo el cuerpo del individuo.

Los expertos dedujeron que este es un mecanismo de adaptación en las personas con obesidad, en las que su cuerpo está tratando de limitar la cantidad de glucosa que pueden tomar sus células adiposas, por lo que evita almacenar grasa adicional.

Para la médica nutricionista Zulema Stolarza (MN 44.455), la primera comida del día «ayuda a mantener una adecuada salud ya que contribuye a que las personas puedan cumplir con las cantidades de calcio, vitaminas y minerales recomendadas según estudios científicos.

«Además, está demostrado que las personas que desayunan alcanzan mejor los niveles recomendados de nutrientes necesarios para una buena salud«, agregó.

«Los niños que desayunan y sostienen ese hábito a lo largo de su vida tienen mejor concentración y memoria en el colegio durante la mañana, que aquellos que no desayunan».

Sin duda, «un desayuno completo y nutritivo genera saciedad hasta la próxima comida, suprimiendo la necesidad de ‘picar’ alimentos con alto contenido graso y de azúcares entre las comidas, que suelen sumar calorías y contienen pequeñas o nula cantidad de vitaminas y minerales».

Desayuno y proceso cognitivo

El nutricionista Sergio Britos, recalcó que, «no desayunar o hacerlo de manera precaria se relaciona directamente con oportunidades perdidas en el proceso de aprendizaje», además de señalar que un niño en edad escolar gasta por día 2 mil calorías diarias y que «un desayuno de calidad que lo ayude a afrontar sus requerimientos energéticos debería tener el 15% del total de las calorías que gasta, esto es, entre 250 y 300 calorías».

Por lo que, el director del Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (Cepea) destacó que «desayunos menores al 10% del requerimiento energético (menos de aproximadamente 200 kcal) parecen inducir peores performances en pruebas de creatividad o en memoria de corto plazo comparados con ingestas mayores».

«Un desayuno nutritivo y balanceado es fundamental para reponer el azúcar perdido durante las horas de reposo e incorporar».

Ahora, debes recordar que antes de tomar un café negro a las corridas antes de salir de casa, vale recordar que «un desayuno nutritivo y balanceado es fundamental para reponer el azúcar perdido durante las horas de reposo e incorporar todos los nutrientes necesarios para gozar de buena salud y comenzar el día con energía», insistieron las especialistas.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here