Afecciones bucales como la caries, enfermedad periodontal, pérdida dental, lesiones de la mucosa oral, cáncer oral y trauma bucodental son las más frecuentes en el mundo, las cuales pueden derivar en dolor, dificultades con la alimentación, masticación, al sonreír y al comunicarse, afectando la vida diaria de las personas.

Azúcares

Para prevenir caries y dolor dental, evita el alto consumo de hidratos de carbono en panes, dulces, jugos, refrescos, etcétera, y reduce los alimentos azucarados pegajosos.

Factores de riesgo

La mala higiene oral, el tabaquismo, el alto consumo de azúcares, enfermedades sistémicas como la diabetes y una dieta poco saludable predisponen el desarrollo de enfermedades bucales.

Cepillado dental

La higiene oral con una pasta que contenga fluoruro es indispensable para promover y mantener sanos tus dientes; además, evitas enfermedades y dolor dental.

Consulta dental

Las revisiones periódicas (cada 6 meses) por un profesional pueden detectar de forma temprana las afecciones dentales.

Es primordial la limpieza dental a conciencia, aplicaciones de fluoruro y/o selladores de fosas y suras en dientes temporales o permanentes.

Dieta saludable

Se recomienda que para reforzar la salud bucal, así como parte de la ingesta diaria, incluyas en tu alimentación frutas y verduras, además de alimentos con alto contenido en minerales, leche, queso y probióticos.

Auxiliares de la higiene oral

El hilo dental, cepillo interdental y los enjuagues orales son aliados que se pueden emplear para mejorar la higiene bucal.

Sano equilibrio

La actividad física y una sana alimentación previenen de enfermedades bucales y dolor dental. Se ha demostrado que la salud dental está directamente relacionada con la salud general y la calidad de vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here