Ya son ocho los niños que han fallecido en Estados Unidos aplastados por el mismo modelo de mueble de la compañía sueca Ikea, una cómoda llamada “Malm” que tuvo que ser retirada del mercado el año pasado por su propensión a caerse.

La cadena ABC News informó que el pequeño Josef Dudek, de dos años de edad, residente de California, murió tras caerle encima la cajonera mientras dormía la siesta. Tanto la Comisión para la Seguridad del Consumidor de Estados Unidos como la propia compañía confirmaron este miércoles que la muerte se produjo y que se había abierto una investigación.

De acuerdo con la revista Fortune, Ikea vendió 65 millones de unidades de la “Malm” en todo el mundo en los pasados 13 años, por lo que pese a que muchas fueron retiradas del mercado, hay un gran número de cajoneras que siguen siendo un peligro.

Las primeras muertes infantiles que fueron relacionadas públicamente con las cajoneras “Malm” ocurrieron en 2014. A mediados de 2015, Ikea ofreció a sus clientes kits para reparar o asegurar las cómodas a la pared, para impedir que se cayeran. La mueblería sueca aún ofrece estos kits o bien reembolsos.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here