Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dieron a conocer cuatro importantes avances en cuanto al comportamiento del cáncer de mama en las mujeres mexicanas.

El primero se trata de un estudio sin precedente, que permite detectar la probabilidad que tienen las pacientes de presentar resistencia a ciertos tratamientos para combatir el cáncer, y de esta forma, mejorar la asistencia médica.

Alejandro Zentella, del equipo del Instituto de Investigaciones Biomédicas, explicó la importancia de este estudio que se realiza a partir de las muestras obtenidas, a través de las biopsias.

“Desde ahí sabríamos si es resistente, entonces, desde ahí se daría un tratamiento alternativo o sea ya no se daría un tratamiento antihormonal y con esto le gano tiempo en la carrera contra el tumor y le ahorro a la paciente los efectos secundarios de un tratamiento que no le va a dar beneficio”, indicó Alejandro Zentella del Instituto de Investigación Biomédicas de la UNAM.

En otra investigación se pudo identificar y determinar, la predisposición genética a presentar cáncer de mama.

Alfonso León del Río, del departamento de Biología Molecular, dijo que otra aportación es la identificación de una hormona llamada cortisol que se utiliza para el tratamiento contra el cáncer de mama, y que al mismo tiempo sirve para proteger a los pacientes de los efectos secundarios de la quimioterapia.

“El cortisol lo usa nuestro organismo para despertarnos, pero también los médicos utilizan los derivados del cortisol para proteger a los pacientes con nausea que generalmente ocurre durante el tratamiento de quimioterapia. Entonces lo que hay que hacer es buscar alternativas a esos medicamentos, mejorar la calidad de vida de las pacientes durante la quimioterapia, o modificar el horario en que las pacientes reciben el tratamiento por quimioterapia”, señaló Alfonso León del Río, jefe del departamento de Biología Molecular de la UNAM.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here