La celulitis afecta a millones de personas en todo el mundo, especialmente a mujeres. Se trata de una alteración de la circulación en la hipodermis, la capa más gruesa de la piel, que hace que aparezcan irregularidades y bultos sobre ella. También se le conoce como “piel de naranja” por el aspecto que tiene.

Aunque la celulitis puede ser hereditaria, en la mayoría de los casos es el resultado de unos malos hábitos alimenticios y de una vida sedentaria, por lo que evitar estas dos cosas, además de otras como el alcohol en exceso y el tabaco, puede ayudar a prevenir este problema. Una vez que aparece, no resulta fácil de eliminar, por lo que muchas mujeres acaban recurriendo a tratamientos estéticos para eliminar la celulitis.

La mejor forma de prevenir la celulitis es con una alimentación saludable en la que predominen los alimentos frescos y los líquidos, además de caminar y hacer ejercicio cada día. Sin embargo, algunas mujeres tienen más facilidad que otras para desarrollar celulitis, aun siguiendo estos hábitos saludables, especialmente después de los 40. Para aquellas que quieran eliminar su celulitis con un tratamiento estético, a continuación, te hablamos de las distintas opciones que existen.

Presoterapia. En este tratamiento se utiliza el aire a presión para hacer un drenaje linfático en las zonas a tratar. Es el aire a presión el que activa la circulación y hace que se expulsen las toxinas y se disuelva la grasa para poder eliminarla y que la celulitis desaparezca.

Mesoterapia. Este tratamiento trata de disolver la grasa acumulada que ha dado lugar a la celulitis con pequeñas inyecciones de sustancias homeopáticas en la primera capa de la dermis. Estas inyecciones, además, activan la circulación, lo cual es fundamental para eliminar la celulitis.

Ultrasonidos. En este tratamiento, las células de grasa acumulada se rompen mediante un haz de ultrasonidos de baja frecuencia. Una vez que se han descompuesto, son eliminadas de forma natural mediante la orina y el sudor.

Carboxiterapia. En este caso, las inyecciones que se realizan son de dióxido de carbono. Este reduce las células adiposas y así hace que la celulitis vaya desapareciendo poco a poco.

Cavitación. Este tratamiento utiliza unos aparatos que generan microburbujas de aire en el interior del tejido graso. Son estas microburbujas las que rompen las células de grasa que ya podrán ser eliminadas mediante el sistema linfático haciendo que la celulitis desaparezca. A diferencia de los otros tratamientos, este tiene al mismo tiempo un efecto reafirmante y moldeador que hace que la piel quede más tonificada.

Si vas a someterte a un tratamiento estético para la celulitis, asegúrate de ponerte en manos de un profesional y de informarte previamente de qué tratamiento es más adecuado para tu caso en concreto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here