La cantante Beyoncé sabe cómo adaptarse a las circunstancias, incluso si sus espectáculos no acaban con todo el glamour que ella habría deseado. Este sábado, durante su concierto en Varsovia, Polonia, tuvo que bajar del escenario por una escalera de mano después de que fallara el mecanismo de una plataforma.

Beyoncé aparecía ya al final del concierto junto a su marido y compañero de gira, el rapero Jay-Z y mientras ambos cantaban una enorme plataforma se elevaba varios metros por encima del público para lograr un final épico en el que entre otros temas los artistas interpretaron a dúo Forever Young.

Sin embargo, el mecanismo del escenario falló y los técnicos no pudieron lograr que la plataforma volviera a bajar, así que al término del show tuvieron que acudir con una escalera de mano que situaron al pie del escenario para poder rescatar a la artista.

La cantante tuvo primero que deshacerse del aparatoso vestido que llevaba y tras hacer un bailecito para sus fans, bajó con dignidad por la poco glamourosa escalera y despidió el concierto.

Miles de fans grabaron con sus teléfonos móviles el momento, pero nunca dejaron de corear y animarla con sus aplausos y gritos a pesar del contratiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here