Tú y yo sabemos que usar tacones no es nada fácil y menos si se trata de caminar sobre un camellón angosto o sobre una calle con coladeras. Hoy, la duquesa de Cambridge pasó por una situación muy parecida pero la supo rescatar con mucho estilo.

El tacón de Kate Middleton se clavó en una rejilla de metal mientras saludaba a los funcionarios del Centro de Tratamiento Comunitario de Acción contra las Adicciones.

Shutterstock

El incómodo momento fue capturado por los paparazzi, pero Kate logró desatorar su tacón de la rejilla rápidamente, y después de que la royal lo superara con mucha gracia todos los asistentes respiraron de nuevo.

Shutterstock

Para la ocasión, Kate usó un abrigo azul, medias negras, clutch y pointy shoes del mismo color. El look resaltaba su tierna baby bump de 6 meses.

Fuente. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here