Cuando llega el 14 de febrero y todos tus amigos tienen planes románticos menos tú, que estás soltera, puede ser un poco difícil, deprimente y triste. Pero si este es uno de esos años en los que coincide que tu mejor amiga y tú no tienen novio, puedes verlo como algo triste las dos, o pueden verlo como la mejor oportunidad para hacer planes divertidos juntas y celebrar cuánto se quieren la una a la otra. En la redacción de ‘Sólo quien lo vive’ recomendamos lo segundo.

¿Por qué celebrar San Valentín con tu amiga? Está claro: la quieres, te quiere, la conoces mejor que nadie y sabes que no se van a fallar nunca. No como aquellos novios que tenían el año pasado y que ya nadie sabe dónde están. Además, ya que tienen gustos muy parecidos, escoger el mejor plan para este día no generará ninguna discusión.

De retiro. Seguro que vuestra ajetreada rutina, los trabajos y las obligaciones de cada día no os permiten pasar tanto tiempo juntas como les gustaría. les vendrá genial un retiro en un lugar tranquilo en el que pueden pasar horas hablando de sus cosas y contándose sus planes más íntimos. No hace falta que os vayan lejos, lo importante es que sea un entorno relajado y que estén solo las dos. Con buena comida y una botella de vino, ¿quién tendrá un San Valentín mejor que ustedes?

Fiesta de pijamas. Aunque si vives sola y tienes una buena pantalla de televisión y máquina de palomitas, no necesitas irte muy lejos para disfrutar de una fiesta de pijamas de San Valentín. Invita a tu amiga a dormir y disfrutar de una de esas noches en la que todo vale: llorar, reír, cotillear, cenar pizza y después comer helado… Acompañarla de una sesión de comedias románticas cursis de esas que intentan ocultar que les gustan tanto.

Cena especial. ¿De verdad hace falta esperar a tener pareja para ir a ese restaurante super elegante y glamuroso del que todo el mundo habla? Por supuesto que no. Reserva mesa para ti y para tu mejor amiga y pónganse su mejor vestido. Disfrutar de una buena comida con una conversación agradable libre de discusiones. Será vuestro momento más especial y lo recordarán para siempre. El problema es que ningún novio que tendrán después podrá estar a la altura de esta cita, ¡tu amiga es mejor que todos!

Noche de karaoke. Cuando llevas mucha tensión acumulada y además se te mezcla con la presión que sientes al ser de las pocas personas que quedan solteras que quedan a tu alrededor, nada funciona mejor que pegar un par de gritos. Para que no te vayas al campo a gritar como una loca, otra opción es ir con tu amiga a un karaoke y dejaros llevar sin vergüenza ni arrepentimiento. Cantar juntas, por separado, bailar, tomar unas copas… además de pasarlo bien, volverán a casa como nuevas.

Relájate en un spa. Los spas son otro de esos sitios a los que parece que hay que acudir en pareja. Es muy típico regalarle un día en un spa a tu pareja, ¿pero por qué no regalárselo a tu amiga? Allí podréis relajaros juntas y mimaros tanto como os merecéis. ¿Quién puede mimarte más que tu mejor amiga? Disfruta de su compañía. Y de los masajes, claro.

Noche de fiesta. En cambio, si lo que haces normalmente es trabajar y estar en casa relajadamente, quizás lo que necesites sea todo lo contrario: una noche de fiesta.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here