Debes saber que el kiwi es una fruta con muchísimos beneficios para la salud, especialmente para quienes se encuentran en estado de embarazo, es por ello que en la redacción nos pusimos a investigar las propiedades de esta increíble fruta y por qué es importante consumirlo durante la gestación ¡Te lo explicamos!

Originario de la China, el kiwi es una fruta compuesta mayoritariamente por agua, con un elevado contenido en fibra, minerales, como el magnesio y el potasio, vitamina C y vitaminas del grupo B, como el ácido fólico y los folatos. El consumo regular de esta fruta es muy recomendable para todo el mundo y especialmente saludable durante el embarazo. ¿Los motivos? Su valor nutricional, considerado un alimento altamente nutritivo y saludable.

Su contenido en ácido fólico lo hace muy beneficioso durante el embarazo, ya que el ácido fólico resulta esencial para el correcto desarrollo y crecimiento del bebé. La vitamina C, de elevada concentración en el kiwi, ayuda a formar el colágeno del feto y favorece una rápida absorción del hierro que contienen otros alimentos y que también son esenciales durante la gestación. Además, su contenido en fibra puede ayudar a las futuras mamás con problemas de estreñimiento.

De entre todos los beneficios del kiwi, veamos las propiedades más destacadas para la salud de la futura mama, especialmente aquellas que son primerizas, que son quienes sufren de estreñimiento durante el embarazo. La mejor forma de remediar el estreñimiento durante la gestación consiste en introducir en la dieta alimentos ricos en fibra, como el kiwi. De esta forma, la embarazada consume una fruta saludable, llena de vitaminas y minerales, y evita o alivia de este modo el estreñimiento.

La vitmania C también resulta de vital importancia durante el embarazo, ya que es necesaria para el desarrollo del bebé, concretamente para la formación de los neurotransmisores. Además, la vitamina C es un potente antioxidante, que actúa frente a los radicales libres. El kiwi posee un elevado contenido de vitamina C, incluso más que otras frutas como la naranja. Uno de los antojos más habituales para la futura mamá es el azúcar. El kiwi, al igual que el resto de frutas, contiene una elevada cantidad de azúcares naturales, que son aquellos que tienen un índice glicémico más bajo que los azucares procesados. Así que, el kiwi resulta ideal como alternativa al dulce cuando la embarazada tiene unas ganas desenfrenadas de consumirlo.

Por último, cabe destacar el bajo aporte calórico del kiwi. Ello lo convierte en una fruta ideal que se puede consumir sin preocuparse por el aumento de peso durante el embarazo. Si bien es cierto que se debe, como el resto de alimentos, comer con moderación, el kiwi es una fruta que no debe preocupar a nivel de aporte calórico, a diferencia de otras frutas como las uvas, con las que se debe vigilar más.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here