Es normal que durante el embarazo surjan muchos problemas para dormir. Uno de los trastornos más frecuentes en el embarazo es la falta de sueño o insomnio. El cambio de ciertos hábitos puede ayudar a combatir este problema y propiciar un descanso satisfactorio.

Esta es una de las etapas más revolucionarias en la vida de una mujer; los múltiples cambios que se dan física y psicológicamente hacen de este periodo uno de los más difíciles, a muchas mujeres le es imposible descansar y asimilar todo lo que pasa a su alrededor. 

Insomnio en embarazadas: Causas

De acuerdo con el portal Kids Health, el constante crecimiento del feto es una de las principales causas del insomnio en embarazadas; según este portal, se debe a que la mujer no encuentra una posición cómoda durante la noche y por ello le es imposible descansar.

Sin embargo, hay un sin número de causas que pueden provocar insomnio en embarazadas, por ejemplo:

  • El aumento del ritmo cardíaco
  • La falta de aire
  • La frecuencia de orinar
  • Calambres en las piernas y el dolor en las articulaciones
  • Acidez

El insomnio en embarazadas también se puede dar por estrés, ansiedad, nerviosismo y sentimientos de desesperación.  No te preocupes, todos los síntomas antes mencionados son normales durante el embarazo.

Insomnio en embarazadas: consejos para dormir

  • Reduce los niveles de cafeína en la sangre, olvídate del té y de las gaseosas antes de dormir.
  • La mejor posición para dormir es tumbada sobre el lado izquierdo, especialmente si estás en los últimos meses de gestación; esta posición hace que no presiones la vena cava que se encuentra ubicada a la derecha del útero.
  • Algunas mujeres tienen dificultad para respirar debido a la presión de la barriga, por ello procura que la habitación este aireada y ordenada, esto contribuye al sueño.
  • Trata de acostarte y levantarte a la misma hora todos los días para que tu cuerpo se acostumbre.
  • Durante el día trata de tener una siesta de 15 minutos para recobrar energías.
  • No realices ninguna actividad fuerte: limpiar la casa, bañar a los niños, jugar con el perro, etc., esto podría causarte nerviosismo. Trata de practicar yoga o ejercicios de relajación
  •  Toma un vaso de leche templada con miel antes de acostarte, no tomes té de manzanilla ni ningún otra infusión.
  • Antes de dormir come alimentos ligeros de fácil digestión para que no te quiten el sueño.

Si has intentado todos los consejos y sigues sin poder dormir consulta a tu médico obstetra y cuéntele tus dificultades, si esto te suele pasar muy esporádicamente ¡no te desesperes! Y haz lo siguiente: escuche música, lea un libro, vea programas relajantes, escriba cartas o revise su correo electrónico. ¡Ojo! No haga cosas que la estresen.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here