Sin duda nuestra intención es llevar una vida más sana, los cambios en la alimentación son fundamentales. Sin embargo, no todos los productos que se nos presentan como opciones saludables lo son en realidad.

Seguramente te pasas que llevas más de 10 minutos frente al estante de “productos saludables” del supemercado, y por más que lees y lees las etiquetas no logras decidir qué llevar. La razón está en que has probado casi todo, y en vez de bajar de peso, terminas subiendo.

Y sin duda es lógico, ya que muchos alimentos que dicen ser “sanos”, en realidad no lo son, pero… ¿cómo saberlo?

Si bien, muy pocos tenemos la preparación de un nutriólogo, existen algunos productos que deben de salir de nuestro carrito de mandado.

A continuación, te decimos cuáles son:

1. GRANOLA.

Nuestra fruta con yogurt no es la misma sin ella, pero ¼ de taza de granola podría estar duplicando o triplicando la cantidad de azúcar, calorías y carbohidratos que comemos al día, y además no aporta nada de fibra.

2. ¿LIBRES DE GLUTEN?

Muchos de estos utilizan harina de arroz, almidones y azúcar para sustituir el uso del trigo; esto puede ocasionar que sean alimentos con poco valor nutricional, pero con una elevada cantidad de grasa.

3. DULCES CON “CERO AZÚCAR”.

Algunos de estos caramelos son elaborados con aspartamo, un edulcórate el cual está relacionado con el desarrollo de cáncer, epilepsia e infertilidad.

4. ENSALADAS PREPARADAS.

En la mayoría de restaurantes este platillo pierde muchos de sus beneficios, debido a que, entre el queso, aderezo, carne… que las componen, pueden llegar a tener entre 600 a 800 calorías, lo equivalente a comer una hamburguesa.

5. PALOMITAS DE MICROONDAS.

El interior de la bolsa de las palomitas de microondas contiene ácido perfluorooctanoico, sustancia que es usada en sartenes de teflón para evitar que los alimentos se adhieran a éste.

Se ha encontrado que sus residuos se pueden quedar en el ambiente y en el cuerpo durante mucho tiempo.

Como cita el dicho:  “No todo lo que brilla es oro”, y en el caso de la comida es igual, ya que no todo lo que se dice saludable lo es; por consiguiente revisa con cuidado la etiqueta de tus alimentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here