Durante la primera etapa de la infancia los peques son capaces de asimilar todo tipo de conceptos y valores. Es el momento en que el cerebro es más permeable y son capaces de aprender con mayor rapidez. Por esta razón, tienen especial importancia los juguetes de aprendizaje temprano.

Los beneficios de este tipo de juguetes que los niños pueden empezar a utilizar a partir de los 10 meses son:

  • Pueden responder a instrucciones sencillas y trabajar la comprensión de la responsabilidad.
  • Aprender frases sencillas a través de canciones.
  • Imitar acciones.
  • Aprender secuencias simples.
  • Trabajar la memoria.
  • Incorporar nuevos idiomas a su proceso de entendimiento.

Si aún quieres aprovechar más el proceso de aprendizaje, sigue estas técnicas que te ayudarán a hacerlo:

Anima a tu hijo a que interactúe con sus juguetes para mejorar su comprensión.

Despeja la zona en la que va a jugar para que pueda gatear o moverse libremente alrededor del juguete y así poder verlo desde todos los ángulos y conseguir una visión periférica que hará que mejore el proceso.

Si tienes la posibilidad, pronuncia frases en varios idiomas para que vaya cogiendo soltura con distintas lenguas. Si vas a hacerlo, ten siempre en cuenta, las recomendaciones para ello con el objetivo de lograr que el aprendizaje sea efectivo.

Utiliza los nuevos conocimientos en situaciones de la vida cotidiana. Por ejemplo, si uno de sus juguetes de aprendizaje temprano le ayuda a descubrir las formas geométricas, aplica también estos conocimientos a la hora de comer, háblale de que el plato es redondo, corta su comida en triángulos…

Recuerda también que lo más importante a la hora de elegir los juguetes para los niños es tener en cuenta su edad y la etapa de desarrollo en la que se encuentran. Sólo así te asegurarás de estar eligiendo el juguete perfecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here