Sabemos que es difícil creerlo, pero a pesar de todo lo que pasa día con día y las situaciones que no podemos controlar, ser feliz realmente está en ti. El truco está en encontrar la felicidad y la belleza en las pequeñas cosas que nos rodean y tenemos a la mano, por ejemplo, cuidar de ti misma y apapacharte. Esto incluye la belleza. Checa estos cinco hábitos que te ayudarán a quitarte un peso de encima cuando lo necesites.

#1 Date tiempo en las mañanas
Procura despertarte unas dos horas antes de comenzar a trabajar. Empezar el día lentamente, sin andar a las carreras, y darte el tiempo para hacer ejercicio, meditar, arreglarte, desayunar o hasta escuchar música, te permitirá llevarte el día más tranquila.

#2 Haz ejercicio, pero algo que te guste
Practicar un deporte, o simplemente ir al gym a hacer pesas, es una manera excelente de liberar estrés, adrenalina y ansiedad. También, te ayuda a despejar tu mente, haciendo que tu cuerpo sea el foco principal durante por lo menos unos 45 minutos. Te sentirás mejor, lo prometemos.

#3 Ve al salón de belleza
Sí, hazte un facial, mani-pedi, o hasta un cambio de look. No hay nada que te llene más de seguridad que sentirte bonita. Es casi como volver a nacer. Esa sensación de frescura lo vale 100%.

#4 Toma un baño de burbujas
Apaga la luz, prende unas velas, llena la tina con agua caliente, aceites esenciales, y ¿por qué no?, una bath bomb un jabón que cree muchas burbujas. La temperatura del agua calmará y relajará tus músculos, al mismo tiempo que los aromas de los aceites tendrán un efecto de aromaterapia. Agrega una mascarilla y un té o una copa de vino, si así lo desea. Si no tienes tina, no importa, exfóliate en la regadera y usa una mascarilla para pelo.

#5 Disfruta tu rutina de cuidado de la piel
Los olores, las texturas, el simple hecho de hacer las cosas por pasos y detenidamente, son una experiencia totalmente relajarte y satisfactoria. Si no tienes tiempo en la mañana, procura que tu rutina de noche sea más larga. El simple proceso de quitarte el maquillaje y lavarte la cara, es casi como borrar todo lo malo que pasó en el día. Mañana será uno nuevo. La sensación de una piel suave e hidratada al terminar, no se compara con nada.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here