“Me casé con mi violador cuando tenía 11 años”, relata Sherry Johnson y explica que fue su propia madre la que forzó el matrimonio.

Angel tenía 13 años cuando su madre la obligó a casarse y a tener hijos. “Sentía que era una esclava”, dice al hablar de su infancia.

Mientras que países como Guatemala, El Salvador, Zimbabue y Malawi han prohibido recientemente el matrimonio infantil, aún es legal en Estados Unidos.

Es más, en la mitad de los estados no está establecida una edad mínima para poder casarse.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here