Es la primera vez que se aborda el tratamiento de la fibrosis pulmonar buscando rejuvenecer los tejidos afectados y los resultados han sido un éxito.

La fibrosis pulmonar afecta a 8.000 personas y hoy por hoy no tiene cura. No obstante, ahora, el Grupo de Telómeros y Telomerasa del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha logrado curar esta enfermedad en ratones, mediante una terapia génica que la trata, por primera vez, como una enfermedad asociada a la edad.

¿Cómo lo han conseguido? Alargando los telómeros de las células del tejido dañado. Tal y como se detalla en un comunicado emitido por e CNIO: “En la fibrosis pulmonar el tejido del pulmón desarrolla cicatrices que provocan una pérdida progresiva de la capacidad respiratoria.

Los tóxicos ambientales juegan un papel importante en su origen, pero se sabe que debe haber también un daño telomérico para que la enfermedad aparezca. Los pacientes de fibrosis pulmonar tienen telómeros cortos tanto si la enfermedad es hereditaria –se da en la familia– como si no. La explicación más probable es que cuando los telómeros se vuelven muy cortos el daño en la célula activa un ‘programa de reparación’ que induce a la formación de cicatrices, y éstas a la fibrosis”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here