Sorprendentemente Billie Eilish se ha coronado como la máxima ganadora, y no sólo con el número de premios, sino con el hecho de que hizo historia al llevarse las cuatro categorías más importantes.

La cantante, quien recibió los premios junto a su hermano Finneas O’Connel (quien fue reconocido con el premio de Productor del Año), se llevó el Grammy en Álbum del año (el más importante de todos), Grabación del año, Artista nuevo o revelación y Canción del año, además de Mejor Álbum Pop.

Para Álbum del año, Billie Eilish dejó atrás a Bon Iver, Lana del Rey, Lizzo, Vampire Weekend, H.E.R. y Lil Nas X, con When We All Fall Asleep, Where Do We Go?.

Para la categoría de Grabación del año, Billie ganó por encima de una de las favoritas de la industria, Ariana Grande con “7 rings”. La canción “Bad Guy” se convirtió en un fenómeno alrededor del mundo y es una de las canciones más escuchadas en la actualidad.

Para Mejor artista nuevo, Rosalía se quedó sin el premio frente al dominio de Billie Eilish.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here