Estudios realizados no sólo en México sino en varios países del mundo han señalado que el cannabis tiene propiedades medicinales que ayudan en el tratamiento de algunas enfermedades y, conforme avanzan las investigaciones más se conoce de esta planta.

El neuropediatra Saúl Garza, quien en 2016 presentó un estudio donde demuestra que el aceite de cannabis reduce hasta un 86 por ciento las crisis epilépticas en niños con síndrome Lennox-Gastaut, hoy está abriendo otra línea de investigación en México: el uso de la marihuana medicinal para tratar el autismo.

“Es un tema bastante novedoso que derivó de la investigación que hicimos en niños con epilepsia cuando sus familiares nos decían que aparte de mejorar las convulsiones mejoraron otros aspectos de su vida diaria”, explicó el también Coordinador de la Unidad de Neurodesarrollo del Hospital Español en la Ciudad de México.

Muchos de estos niños tenían problemas de interacción social y conductuales con sus padres, pero se empezaron a ver mejorías al usar al 100 por ciento aceite de cannabidiol proveniente del cáñamo y que distribuye la empresa HempMeds México, detalló Saúl Garza en entrevista con Notimex.

“Esto nos impulsó a empezar a ver si podíamos mejorar la conducta, la relación social de otras poblaciones de niños que tenían afectaciones similares y de ahí nos salió la inquietud de empezar a probarlo y es una nueva línea de investigación que estamos abriendo en niños con autismo”, señaló.

Estos infantes, indicó, tienen hasta 70 por ciento de problemas de conductas o de interacción social y esos problemas son difíciles de tratar, por lo que muchos de ellos reciben tratamiento psicotrópicos que pueden provocar problemas de salud, además del trastorno que ya tienen.

“Ante esta disyuntiva de usar tratamientos convencionales que son antipsicóticos y que no dan resultado favorables muchos de ellos, hemos intentado ayudarlos usando cannabidiol 100 por ciento puro y el resultado es prometedor; no puedo dar muchos detalles de la investigación”, dijo Saúl Garza.

Indicó que como parte de esta nueva línea de investigación se han tratado ocho casos, de los cuales siete han obtenido resultados favorables en tratamientos que superan los cuatro meses de tratamiento.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here