La respuesta es sí. Cualquier bebé recién nacido necesita de una serie de estímulos que le ayuden en su desarrollo. A la alimentación y a procurarle un buen descanso le podemos sumar también el contacto, las emociones y las relaciones y también porqué no, distintas actividades como estas que os vamos a proponer para estimular el desarrollo psicofísico de los bebés de 0 a 12 meses.

El primer estímulo real que podemos ofrecer a un bebé recién nacido para estimular su desarrollo físico, cognitivo y emocional es sostenerlo en  brazos, interactuar con él, hacerle sentir el contacto y con ello lograr que los bebés se desarrollen mejor siendo más fuertes, seguros y aunque no lo parezca, logrando en un futuro, un  mejor rendimiento intelectual y físico. A ello, se le suman otras actividades que os explicamos y que acabarán de servirá a nuestro bebé para un buen desarrollo psicofísico durante sus primeros doce meses de vida.

Actividades para estimular el desarrollo psicofísico de los bebés de 0 a 12 meses

En el periodo que va desde los 0 a los 12 meses el bebé se fija en nosotros como si fueramos para él un espejo. Por ello, si somos capaces de proporcionar al niño una imagen positiva de sí mismo, lo estamos ayudando a construir una base segura sobre la cual basar su personalidad. Tenemos entonces que darle todo el amor del mundo y sobre todo estimular su amor hacia sí mismo. Si él ve que le queremos, se querrá a sí mismo y se convertirá en una persona con valores y felicidad.

Para el desarrollo del resto de sentidos a lo largo de sus primeros meses de vida, podemos además introducir actividades que se basen en:

Cada estímulo correcto, a la edad adecuada: el principio básico del Método Montessori, es una garantía para estimular a los recién nacidos de la manera correcta, en lugar de frustrarlos;

Respetar el umbral de atención de los niños: un recién nacido tendrá un umbral de atención muy bajo, de unos pocos minutos; un bebé de un año puede llegar a un tiempo de atención de entre 15-20 minutos;

Sin sonidos, colores o ruidos fuertes: para el bebé recién nacido todo debe ser tranquilo, pacífico, relajado;

Uso de materiales naturales, colores suaves: siempre tratemos de elegir materiales naturales, colores suaves, especialmente blanco y negro, materiales y juegos que se pueden lavar en la lavadora, suaves y especialmente diseñados para las primeras semanas de vida;

Nunca le des a un recién nacido un juego que no se espera para su edad: la clasificación de edad en los juguetes no es un hábito, ¡sino una regla de seguridad! Por mucho que piense que tienes un niño ‘genio’, nunca le dé juegos que no estén destinados a él, antes que los demás, porque pueden contener partes que pueden inhalarse o dañar al niño.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here