Mayim Bialik, la actriz que le da vida a la novia de Sheldon Cooper en la exitosa serie geek, publicó un editorial en el New York Time sobre el abusador de Hollywood en donde le recomendó a las mujeres ser ‘más reservadas’.

En pleno terremoto en Hollywood por el escándalo sexual en torno a Harvey Weinstein, la actriz de Big Bang Theory Mayim Bialik generó toda una controversia con un editorial en el diario The New York Times donde habló de los estándares de la industria para las mujeres, se manifestó en contra de lo ocurrido con el productor y recomendó a su género que sea más ‘reservado’.

Bialik narró su experiencia en la meca del cine desde que entró en ella en 1986. Ella asegura que sus rasgos (“una niña 11 años, de nariz prominente, rara, empollona y judía”) afectaron su carrera. “No necesitaba de redes sociales o televisión para entender que no me parecía ni actuaba como otras chicas de la industria, y que estaba en un negocio donde se recompensaba la belleza física y el sex appeal sobre todo lo demás”.

“Aunque estoy en shock y me repugna el alcance de las acusaciones el hecho de que haya utilizado su posición de poder no me sorprende lo más mínimo. Siempre me he sentido a disgusto en una industria que se beneficia de la objetificación de la mujer. Las jovencitas con ojos de conejita y labios carnosos eran favorecidas para papeles por los hombres poderosos que tomaban decisiones. Cuando era joven, empecé a obsesionarme con la posibilidad de hacerme una rinoplastia para parecerme más a Danica McKellar, y operarme también la barbilla. Luego pensé en aumentarme el pecho para parecerme más a Christina Applegate, a la que prestaban más atención. Me hacían sentir como un troll en comparación con mis coetáneas”. Sin embargo, ella destaca que nada de esto le impidió ganar cuatro nominaciones a los Emmy por su papel en The Big Bang Theory y recordó que además de actriz, es doctora en neurociencia por la Universidad de California.

“Como feminista orgullosa y sin interés en hacer dietas, someterme a cirugías o contratar a un entrenador personal, no tengo experiencia alguna con hombres que me hayan ofrecido subir a sus habitaciones de hotel. Aquellas que no representamos en Hollywood un estándar imposible tenemos el ‘lujo’ de ser ignoradas por hombres con poder. Es mejor reservar la sexualidad para nuestra vida privada. Visto con modestia. No flirteo con hombres como norma”, declaró en el párrafo que indignó a la industria y a sus propios fanáticos pero se justificó diciendo que “en un mundo perfecto las mujeres deberíamos ser libres para vivir como quisiéramos, pero nuestro mundo no es perfecto”.

“Nada justifica a los hombres que acosan o abusan de mujeres. Pero tampoco podemos ser ingenuas. Animo a las jóvenes a cultivar las partes de sí mismas que no les generarán dinero o fama. Si eres bella y sexy, perfecto. Pero que otros destaquen tu belleza física no es forma de tener una vida con significado”, cerró.

¿Qué opinas de su editorial?

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here