Lamentablemente México vive en una cultura patriarcal y en una cultura que entiende a las mujeres como encargadas y responsables del 100 por ciento del cuidado de los hijos y la familia, con lo cual desarrollan una doble jornada laboral y reciben una remuneración económica que no concuerda con el trabajo que realiza, consideró la doctora Julieta Morales Sánchez.

La directora del Centro Nacional de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, agregó que según el INEGI el trabajo que realizan el 65 por ciento de las mujeres no es remunerado, “porque es trabajo doméstico y sólo se paga el 35 por ciento de esta labor, entonces trabajamos mucho y no se paga el mismo y eso recrudece la violencia contra las damas.

“Es decir, salen a laborar, cumplen un horario de trabajo y funciones en muchas ocasiones, y según el INEGI las mujeres siguen ganando menos que los hombres pese a que realizamos el mismo trabajo, e incluso con mayor preparación académica y sin embargo, seguimos siendo excluidas de las tomas de decisiones”, expresó.

Morales Sánchez dijo que lo anterior emerge a un animo de violencia en algunos casos, lamentablemente de violencia feminicida como lo hemos visto en varias entidades de este país.

“Pero esa violencia feminicida se reproduce y hay que sensibilizar de manera institucional, porque hay violencia física, sexual, económica, escolar y en estos ámbitos nos hemos estado normalizando, considerando que es normal que las mujeres vivan eso, no es normal que las mujeres tengan que sacrificar una parte de su desarrollo personal en aras de la familia.

“Toda esta situación tiene que ver con la violación a los derechos humanos de las mujeres, y es necesario entender que se han creado mecanismos, entre ellos, la Ley General de la Mujer para una vida libre de violencia, entre muchos otros”, afirmó.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here