Vámonos de lleno a los siguientes tips de alimentos que definitivamente debemos cuidar a la hora de elegirlos para nuestros bebés iniciando con el hígado.

HÍGADO / Hay que comer hígado, que tiene mucho hierro’, nos decían de pequeños… Pues cuidado. «Es un órgano que filtra medicamentos. No sabemos qué antibióticos u hormonas ha recibido ese animal, así que lo más seguro es no dárselo a los pequeños.

 

PESCADOS GRANDES / Atún rojo, pez espada, lucio, cazón, tintorera… quedan fuera del menú infantil. «Son peces más contaminados porque al ser grandes y comerse a otros más pequeños van almacenando el mercurio de todos, que es una sustancia peligrosa que se queda en el tejido graso y puede afectar al desarrollo.

 

MIEL / Sigue teniendo vigencia como remedio casero contra la tos, pero nada más. «Hasta el año no se les debe dar y después apenas porque básicamente es azúcar y no aporta nada», explica Bastida, autor del blog ‘Criar con sentido común’.

 

CHOCOLATE / Antes se colocaba en la parte pequeña de la pirámide nutricional, como alimento de consumo ocasional, pero se ha eliminado porque es un alimento superfluo». ¿Afecta al sueño? «No se sabe hasta qué punto altera a los niños, pero de todos modos más que el problema del sueño, el problema del chocolate es que no es un alimento.

 

ATÚN EN LATA / El problema en este caso no está en el atún sino en la lata, que podría tener bisfenol, que es un producto químico que se encuentra en latas, envases de plástico.

 

BEBIDAS VEGETALES / La única que se acepta como sustitutiva de la leche de vaca es la de soja enriquecida con calcio, siempre que no esté azucarada». ¿Y el resto? «Las demás son agua con extracto de la planta y normalmente llevan azúcar, así que es un producto poco nutritivo, sería como si le diésemos un batido.

 

ARROZ / Una vez por semana, no más. «Contiene mucho arsénico, que tiene un potencial cancerígeno». Pero se puede eliminar gran parte «si lo ponemos a remojo, cinco dosis de agua por una de arroz». Mejor si es integral, lo que vale también para la pasta y el pan.

 

ESPINACAS Y ACELGAS / Por su alto contenido en nitratos no deben incluirse en el menú de los bebés hasta el año y, después de ese tiempo, una vez por semana». Esos nitratos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here