Mucho se ha hablado sobre la decisión de Margarita Zavala de renunciar al PAN debido a sus intenciones de alcanzar la Presidencia de la República, sin embargo muchos han criticado esta decisión y la han considerado como precipitada.

En opinión del Rector en licencia de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) Luis Ernesto Derbez, la ex Primera Dama cometió un error de precipitación. “Se precipitó por querer ser candidato y el resultado es que será candidato, pero independiente, pero no del partido ni del Frente”, dice en entrevista con Quadratín México.

“Si en verdad crees en ello, quédate y sigue trabajando. No lo hizo. Tomó la decisión de que prefería ser candidata que construir el frente”, critica el economista.

Es más, algunos analistas comentan que esta decisión podría costarle su aspiración presidencial.

Por eso quise hacer esta entrada para que tengas en cuenta cuando vayas a tomar una decisión.

1- Selección Limitada

En este caso las personas limitan sus opciones sin necesidad. El típico caso son las preguntas de “hago X o no lo hago”. Un ejemplo típico entre los emprendedores es que debido a que desean comenzar su empresa, se preguntan si deben renunciar a su trabajo o no.

El error es que automáticamente asumen que sólo existen dos opciones (“si” o “no”) y no abren su mente para una multitud de escenarios (trabajar medio tiempo mientras comienzan su negocio, hacer su negocio en la noche o fines de semana, etc.)

Nunca te conformes con sólo dos opciones. En el 99% de los casos puedes conseguir múltiples opciones que abrirán tu mente a la mejor decisión a seguir.

2- Auto-confirmación de creencias

Este es uno de los enemigos más peligrosos de los emprendedores y líderes. En este caso el líder tiene una creencia y busca sólo la información que confirma su manera de pensar.

El individuo cree que está buscando la verdad pero realmente está buscando confirmación de lo que quiere creer.

La clave está en buscar no sólo confirmaciones de tu creencia sino intencionalmente buscar desmentirla. Si luego de hacer todo lo posible por desmentir tu creencia no lo logras hacer, probablemente estás en buen camino.

3- Emociones al corto plazo

En este caso tomamos decisiones basadas en emociones fuertes pero no duraderas. Constantemente veo personas que renuncian a su trabajo por la emoción de hacer un negocio (sin la planificación necesaria), o personas que deciden casarse sin conocerse lo suficiente, o individuos que no pueden salir a la calle sin comprar cosas que no necesitan. Todo debido a una emoción temporal.

¿Cuál es la mejor protección contra esta trampa? El tiempo y la paciencia. Simplemente espera y las emociones vacías y superficiales desaparecerán en el corto plazo mientras que las profundas y verdaderas se mantendrán.

4- Confianza extrema

Thinking. Girl solving a problem.

Esta trampa es mucho más que tener pensamiento positivo. Es tener la convicción plena de que sabemos lo que va a pasar en el futuro.

Lo que sucede cuando caemos en esta trampa es que no tenemos un plan de salida o cambio de dirección en caso de que las cosas no salgan como pensamos.

La mejor manera de evitar caer en esta trampa es tener un plan reserva o decisiones previamente hechas en caso de que llegues a un punto crítico. Por ejemplo, si renuncias a tu trabajo para dedicarte 100% a tu negocio puedes tomar la decisión de que si no llegas a generar cierto nivel de ingreso predeterminado al año de haber renunciado volverías a buscar un empleo.

Espero que este post te sirva de ayuda y aprendas a tomar decisiones más planificadas y aumentar tus probabilidades de que sean acertadas y tengas éxito.

Love,
Solocar0

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here