Sabemos que el embarazo y el parto son momentos increíbles en la vida de las mujeres, pero no siempre se habla de la parte que no es un cuento de hadas, como lo es la incontinencia durante y después del embarazo.

Si eres mamá, estás a punto de serlo o conoces a alguien en cualquiera de estas dos etapas, probablemente sepas de lo que vamos a tratar aquí.

A la pérdida involuntaria de orina, que puede ir de goteos a una gran cantidad de líquido, se le conoce como incontinencia urinaria.

De acuerdo con el Reporte de Higiene y Salud 2018-2019 de Essity, en el mundo hay más de 400 millones de personas que la padecen. En México, 1 de cada 4 mujeres la tiene, y 1 de cada 8 hombres presenta el síntoma.

La incontinencia durante el embarazo y después del parto / En marco de la Semana Mundial de la Incontinencia Urinaria, hablamos con Marcos Acosta, ginecólogo de TENA®, quien nos ayuda a identificar el síntoma durante el embarazo y después del parto, así como una serie de recomendaciones para reconocer y manejar esta situación.

Incontinencia durante el embarazo / Es un síntoma común durante el embarazo, es más frecuente que se presente durante la segunda mitad del embarazo y se acentué hacia el tercer trimestre debido principalmente a que la vejiga es presionada por el útero gestante disminuyendo la capacidad vesical y a una capacidad de cierre insuficiente del esfínter uretral. La incontinencia durante el embarazo se puede presentar en mujeres de edad temprana, en los 20 años, pero conforme incrementa la edad, la tendencia a que se presente el síntoma aumenta, así como en aquellas mujeres con obesidad o el número de embarazos previos.

Otro factor detonante del síntoma durante el embarazo, principalmente en la segunda mitad de éste, es el incremento del volumen sanguíneo circulante alrededor del 40% y la tasa de filtración glomerular renal (es decir, la orina que filtran los riñones) en un 50%, de tal forma que con mayor frecuencia habrá que acudir al sanitario para evitar pérdidas involuntarias de orina.

Incontinencia postparto / Esta se produce porque durante el embarazo existe una gran presión sobre el suelo pélvico, que es la musculatura inferior que contiene las vísceras del abdomen. Tras el parto, la musculatura del suelo pélvico queda dilatada y debilitada. La incontinencia típica postparto se denomina técnicamente “de esfuerzo” porque se produce acompañando a un esfuerzo que aumenta la presión abdominal, como toser o reírse.

En la mayoría de los casos, la incontinencia se soluciona al recuperar el tono muscular. Sin embargo, es fundamental reconocer que se está teniendo incontinencia de orina para acudir a un experto y poder iniciar un tratamiento.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here