En tiempos recientes se ha vuelto tendencia que las mujeres prefieran rebasar sus 20s y esperar a tener hijos hasta encontrarse estables financieramente y tener carreras establecidas.

En seguimiento a esta tendencia, investigadores de Canadá y Francia realizaron un estudio donde encontraron que las mujeres que deciden tener hijos después de los 40 años, tienen un 20% más de posibilidad de tener un bebé prematuro por más de 3 semanas en comparación con mujeres que los tienen poco después de los 30 años. Específicamente, las mujeres de 30 años enfrentan un riesgo de 1% contra un 1.2% de las mujeres de más de 40.

El estudio, publicado en el diario PLOS ONE, analizó los datos del estudio QUARISMA, que incluye información de 184 mil nacimientos en 32 hospitales de Québec, Canadá. El equipo analizó 165 mil 282 (90%) de estos nacimientos y dividió a las madres en cinco rangos de edad: 20 a 24, 25 a 29, 30 a 34, 35 a 39 y 40 o más.

Los investigadores también consideraron factores de riesgo adicionales a la edad, como uso de drogas, hipertensión y complicaciones como diabetes gestacional y placenta previa (la placenta se adhiere a la parte inferior del útero, obstruyendo el cuello uterino y el canal de parto)

Los resultados muestran que las mujeres embarazadas de más de 40 años tenían mayor probabilidad de enfrentar factores de riesgo como la hipertensión y complicaciones como la diabetes gestacional. En cambio, las madres más jóvenes tenían mayor incidencia de fumadoras o de uso de drogas, ambos factores que aumentan el riesgo de partos prematuros.

En general, los resultados demostraron que las mujeres de 40 años tenían una mayor probabilidad de partos prematuros, mientras que las mujeres de entre 30 y 34 años presentaron el menor riesgo.

De acuerdo al Centro de Control y Prevención de Enfermedades del país norteamericano, mientras más adelantado es el nacimiento del bebé aumenta el riesgo de que nazca con discapacidades e incluso hay riesgo de muerte. En 2015, el 17% de las muertes de recién nacidos en Canadá fueron resultado de nacimientos prematuros y de bajo peso al nacer. Más aún, los bebés prematuros pueden sufrir problemas de desarrollo y dificultad de aprendizaje más adelante.

Otro estudio, realizado en 2013, también presentó que los bebés nacidos entre la semana 37 y 38 de gestación frecuentemente tenían peor salud que aquellos nacidos entre la semana 39 a la 41. Los bebés prematuros mostraban mayor tendencia a condiciones como la hipoglucemia y tenían más probabilidades de requerir soporte respiratorio o fluidos intravenosos.

Fuente

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here