Vayámonos en el orden de nuestro título; Los parabenos son un grupo de productos químicos muy utilizados como conservantes en productos cosméticos y de cuidado personal, tales como desodorantes, geles de ducha y cremas corporales. Se emplean para impedir eficazmente el crecimiento de microorganismos.

Ahora bien, debes saber que la exposición durante el embarazo a parabenos aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad en los hijos durante la infancia. Investigadores del Centro de Investigación Medioambiental Helmholtz (UFZ), en Alemania, han descubierto que el uso de productos con butilparabeno, una sustancia habitual en cosméticos, alimentación y medicamentos, favorece que los niños tengan tendencia a comer más y acaben desarrollando exceso de peso durante los primeros ocho años de vida. Además, han visto que ese efecto es más pronunciado en las niñas.

Los parabenos son sustancias químicas muy usadas como conservantes por su elevado poder antifúngico y antimicrobiano. Pertenecen al grupo de los llamados disruptores hormonales o endocrinos,sustancias químicas capaces de alterar el equilibrio hormonal y el sistema reproductivo en los seres humanos que son capaces de penetrar en el organismo a través de la digestión o por absorción por la piel.

Estudios previos ya habían relacionado algunos disruptores hormonales con la obesidad y el sobrepeso infantiles, enfermedades metabólicas que afectan a uno de cada tres niños en los países industrializados y que están consideradas como uno de los desafíos de salud pública más graves del siglo XXI por la Organización Mundial de la Salud. No obstante, hasta el momento no estaba claro si los parabenos en dosis bajas también podrían tener efectos adversos en la infancia y favorecer el sobrepeso infantil.

Para averiguarlo, el investigador Tobias Polte y su equipo analizaron los datos de 629 parejas de madres e hijos entre 2006 y 2008. Evaluaron la cantidad de parabenos a que estaban expuestas las mujeres mediante cuestionarios que debían completar en la semana 34 de gestación. Tras el nacimiento, evaluaron la altura y peso de los hijos cada año hasta los ocho.

Los investigadores hallaron que las madres que habían utilizado más cantidad de productos cosméticos tipo cremas -que no se enjuagaban- con parabenos, presentaban concentraciones tres veces más elevadas de estas sustancias en la orina en comparación con las mujeres que no habían usado productos con parabenos. Y esa concentración, según detallan en un artículo en Nature Communications, se asociaba estrechamente a la predisposición del niño a tener sobrepeso. Cuanto mayor presencia de esta sustancia en la orina, más probabilidad de un aumento de peso en los hijos en la primera y mediana infancia y, sobre todo, en las hijas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here