Sacar al bebé de casa puede ocasionarle un estrés tremendo a cualquier mamá protectora, y es que el clima en todas las ciudades puede cambiar de un momento a otro, es por eso que nos preguntamos ¿cómo debemos vestir a nuestros bebés en los meses de enero, febrero y marzo cuando el clima cambia de frío a caluroso en un mismo día?

Equipa el guardarropa de tú bebé con nuestros tips para vestir ¡para todo momento!

Para casa / Los mamelucos deben ser su prenda de cabecera. Cómprale a tu bebé uno que esté fabricado con telas livianas, preferiblemente con algodón.

Nada de shorts o remeras / No le pongas shorts o remeras de manga corta. Ten en cuenta que el sol puede resultar muy dañino para la piel de tu hijo. Además, los bebés tienden a ser muy vulnerables al frío, por lo que hasta la brisa más leve tiene el potencial de enfriarlos más de la cuenta.

Siempre carga un abrigo en el bolso / Al igual que el otoño, la llegada de la primavera puede ser sumamente cambiante. En cinco minutos, puedes disfrutar del sol más radiante y sufrir el temporal más feroz. Por este motivo, y para que tu bebé no padezca estos cambios, deberás estar siempre preparada. Esto significa que deberás llevarle ropa de abrigo en el bolso.

Vestimenta en capas / Vestir a tu bebé «en capas» es la mejor estrategia para que salga airoso de cualquier cambio climático. Así, si el día comienza siendo muy frío y luego se torna muy caluroso, podrás sacarle varias capas de ropa. Si, por el contrario, los rayos del sol son cubiertos por nubes amenazantes, podrás abrigarlo sin ningún tipo de problemas.

Pon en práctica estos tips y resguardarás a tu bebé de los cambios primaverales. Si necesitas más información para vestir a tu hijo, puedes consultar Cómo vestir a mi bebé según la época del año. Ten en cuenta esta información y, ¡a disfrutar de la primavera!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here