This image obtained December 6, 2017 courtesy of Time magazine, shows the 2017 Time Person of the Year: "The Silence Breakers". Time magazine named December 6, 2017, "The Silence Breakers" who revealed the pervasiveness of sexual harassment and assault across various industries that triggered a national reckoning in the United States as Person of the Year."The Silence Breakers" designates a broad range of people, mostly women, from this year's first public accusers of disgraced Hollywood mogul Harvey Weinstein to those who shared their stories of abuse using the hashtag #MeToo and its foreign language equivalents. / AFP PHOTO / TIME Inc. / Billy & Hells / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / TIME INC./BILLY & HELLS/HANDOUT" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

La revista Time desveló este miércoles la elección de la Persona del Año: las mujeres que a lo largo de los últimos meses han denunciado el acoso sexual y contado sus historias para dar más visibilidad y romper de una vez por todas el silencio respecto a este problema endémico al que se enfrentan las mujeres a diario. En la portada de la revista podemos ver a Ashley Judd, Taylor Swift, Susan Fowler, Isabel Pascual, Adama Iwu y el brazo de una mujer anónima.

¿Por qué? ¿Quién es esa mujer? Tal y como recoge el portal norteamericano Business Insider, se trata de una trabajadora de un hospital de Texas que contó su historia de forma anónima para proteger la privacidad de su familia. Decidió hablar sobre su experiencia como “acto de solidaridad hacia todas esas mujeres que no pueden hablar”. Y eso es precisamente lo que significa su brazo en medio de las caras conocidas de la portada, un símbolo para todas esas personas silenciadas que no pueden o no han podido hablar y contar sus historias.

Así lo explica una usuaria de Twitter, que compara la portada con otra del New York Magazine que se publicó tras las múltiples denuncias contra el actor Bill Cosby, y en la que aparece una silla vacía como un poderoso gesto de solidaridad.

En este caso se trata de una mujer con una historia de acoso que no pudo hacer su identidad pública, pero aquí representa a todas las mujeres que permanecerán en silencio (por cualquier razón).

Cuando New York Magazine publicó la portada de acusaciones contra Bill Cosby dejaron de forma silimar una silla vacía. Es un gesto elegante y poderoso, una elipsis visual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here