Las embarazadas infectadas por el nuevo coronavirus pasaran la enfermedad de forma leve o asintomática, y la neumonía no parece ser más grave que en el resto de pacientes, según se desprende del nuevo documento científico-técnico sobre el Covid-19 publicado por el Ministerio de Sanidad.    Así, y tras revisar los estudios publicados hasta la fecha, el departamento que dirige Salvador Illa concluye que la infección madre-hijo se produce de forma mayoritaria por contacto directo, si bien reconoce que hay evidencias de transmisión vertical, lo que hace que esta vía sea también posible.    Además, se han observado complicaciones durante el embarazo en mujeres que presentaban infección por el nuevo coronavirus, pero no se ha podido discernir si se debían a la presencia del virus o a complicaciones propias del embarazo.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad explica que la infección perinatal por el nuevo coronavirus puede estar acompañada de efectos adversos sobre los recién nacidos, si bien avisa de que «tampoco está claro» si estos efectos son diferentes a los observados en la población general. «En principio la infección no se transmite por lactancia materna a través de la leche materna, pero sí por el contacto piel con piel», reconoce el informe.

Además, se han observado complicaciones durante el embarazo en mujeres que presentaban infección por el nuevo coronavirus, pero no se ha podido discernir si se debían a la presencia del virus o a complicaciones propias del embarazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here