A muchos nos ha pasado y lo primero que debemos hacer para superar el sufrimiento emocional es saber reconocerlo y aceptarlo. Partiendo de ahí podremos buscar ayuda para salir de esa situación.

Seguramente muchos hemos pasado por alguna experiencia que nos ha causado un gran dolor emocional. Pero ¿existe alguna manera de superar el sufrimiento emocional que alivie lo que sentimos?

Durante este proceso escuchamos frases como “verás que todo pasa”, “volverás a estar bien”, “venga, no llores”. No obstante, esto no ayuda para nada en estos momentos.

Aquí te daremos 5 claves para superar el sufrimiento emocional que no implican escapar de él ni ignorarlo, sino mirarlo de frente y afrontarlo de la mejor manera. Descubramos cómo podemos hacer esto.

1. Aceptarlo y decir “sí, lo estoy pasando mal”

¿Qué decir cuando estamos mal, pero alguien nos pregunta que cómo estamos? Solemos mentir, decirle que todo va bien, e incluso a veces añadimos un “como siempre”.

Sin embargo, para superar el dolor emocional tenemos que empezar a ser sinceros.

Decir cómo nos sentimos realmente nos permitirá reconocer nuestro sufrimiento, no negarlo y mucho menos ignorarlo. Así, en vez de evitar las emociones, las estaremos abrazando.

2. ¿De dónde nace este sufrimiento?

Este sufrimiento puede tener un origen que no se presente de manera clara ante nosotros. ¿Cuál ha sido el estímulo que ha detonado esa emoción? ¿Cómo nos hemos sentido? ¿Qué respuesta hemos tenido?

Sin duda debemos tomarnos el tiempo necesario para analizar lo que nos sucede desde diferentes prismas e ir sacando capas de cebolla a nuestro sufrimiento nos permitirá dar con el origen del mismo. Quizás sea fruto de un trauma de la infancia o de una pérdida no superada.

3. Comienza a brindarte palabras de aliento

Al empezar a superar el sufrimiento emocional y miramos hacia atrás, nos damos cuenta de muchas cosas y de lo mal que nos hemos tratado. Nos dedicamos frases del estilo “no vales para nada”, “otro están peor que tú”, “pero mira que te quejas”, “eres tonto”.

Estas frases no ayudan, pero es que en estos momentos nos volvemos muy autocríticos. Esto, en vez de alentarnos a seguir adelante, nos sumerge en un ciclo de desesperación, angustia y mayor sufrimiento.

Por eso, es importante que nos cuidemos y tratemos con cariño. ¿Qué les decimos a los demás cuando lo están pasando mal? Les brindamos palabras de aliento, ¿verdad?

Pues esto es también lo que deberíamos hacer con nosotros mismos.

4. Momento de valorar a quien está a tu lado

La estamos pasando mal y aún así queremos queremos estar solos o que nos dejen en paz.

Sin embargo, a pesar de que nos estamos centrando demasiado en nuestro sufrimiento, es importante que seamos conscientes de aquellas personas que no nos abandonan.

Personas que están a nuestro lado, que con su sola presencia ya hacen mucho, que, si nos caemos, ahí estarán para estirar su mano para que podamos agarrarla y levantarnos.

Valoremos a estas personas que, quizás, aunque no nos comprendan del todo, están ahí.

5. Visita al psicólogo: te hará bien

Muchas personas tienen reticencias a ir al psicólogo. Creen que para superar el sufrimiento emocional les basta con lo que saben o pueden aprender por ellas mismas.

Un psicólogo es un guía que nos brinda las herramientas necesarias para superar el sufrimiento emocional, en este caso. Nos sentiremos acompañados, comprendidos y seremos capaces de ver la situación desde otras perspectivas.

Tienes que saber que el sufrimiento emocional no tiene por qué convertirse en una carga que se apega tanto a nosotros que nos terminamos identificando con ella. Se puede pasar por ese sufrimiento, superarlo y seguir adelante.

¿Has pasado por este proceso e intentado superar el sufrimiento emocional por ti mismo? ¿Te han ayudado alguna de las claves anteriores?

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here