Con motivo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, analizamos con el Dr. Josep González Castro, jefe de servicio de Iderma (Instituto de Dermatología Avanzada, en Barcelona) cómo prevenir el cáncer de piel y cómo debemos autoexaminarnos para identificar signos de alerta.

¿Qué es el cáncer de piel

“El cáncer de piel hace referencia a los tumores que, como su propio nombre indica, se encuentran en la piel. Existen tumores de tres tipos: carcinomas de células basales, escamosas y melanoma. Y pueden afectar a cualquier persona, desde adultos (hombre y mujer) y adolescentes hasta niños, y de cualquier tipo, raza y color de piel”, explica el Dr. González Castro.

Cómo autoexaminarse para prevenir el cáncer de piel

Si aparece en tu piel una mancha, lunar o verruga nueva no lo ignores. Además de acudir al dermatólogo, recuerda autoexplorarte con las siguientes consignas:

La regla ABCDE para explorar tu piel

  • ASIMETRIA. Lesiones que no son redondas o no se distribuyen simétricamente.
  • BORDES IRREGULARES. Lesiones que sus bordes no son lineales o regulares, sino dentados o con prolongaciones.
  • COLOR. Áreas de color en la mancha o verruga, con tonalidades rojizas, negras o grisáceas. Si son de un color marrón uniforme, no suele ser anormal.
  • DIÁMETRO. Lunares más grandes de 6 mm, pueden ser peligrosas, si se dan el resto de signos.
  • EVOLUCIÓN. Crecimiento reciente de tamaño.

Pueden ser también sospechosos otros signos cutáneos anormales como sangrado, inflamación, enrojecimiento, endurecimiento o picor.

La fotoprotección es clave

La forma más importante de prevenir y reducir el riesgo de padecer un cáncer de piel, según aconseja el experto, es protegerse de la exposición a los rayos UV, llevando a cabo las siguientes medidas de protección contra el sol:

Lo que debes hacer si te vas a exponer al sol

  • Exponerse 15-30 minutos: no es perjudicial para la salud, es beneficioso en su justa medida para que el cuerpo asimile la Vitamina D, que también podemos obtenerla con una dieta equilibrada.
  • No permanecer al sol mucho rato y tener más cuidado cerca del agua, la nieve y la arena: reflejan e intensifican los rayos dañinos del sol, aumentando las probabilidades de producir quemaduras.
  • Buscar la sombra cuando los rayos del sol son más fuertes: entre las 12:00 y las 16:00hrs, cuando la radiación solar llega de una forma más directa y… ¡Cuidado con los días nublados! Aunque no lo parezca, el sol también es peligroso.
  • Evitar las cabinas de rayos UVA: La luz ultravioleta artificial para broncearse puede causar cáncer de piel y arrugas”, señala el jefe de servicio de IDERMA.

A la hora de aplicar tratamientos fotoprotectores a tu piel, el Dr. Josep González Castro, en colaboración con Bioderma, aconseja que éstos formen parte de nuestra rutina durante todo el año y no sólo cuando nos exponemos al sol conscientemente.

Consejos en la aplicación de fotoprotectores

  • No olvidar ninguna zona sin crema y aplicar una cantidad generosa de producto que cubra toda la piel siempre 30 minutos antes de la exposición solar. No esperar a aplicarlo en el mismo momento de la exposición. Una aplicación insuficiente de fotoprotección conduce a una reducción significativa del efecto
  • El protector solar debe ser resistente al agua y de amplio espectro (protección UVA y UVB) y resistente al agua con un factor de protección solar (SPF) de 50 o más en toda la piel expuesta. Y siempre hay que elegir un fotoprotector adecuado al tipo de piel o a la patología que presente: melasma, fotosensibilidad, alergias, manchas, acné…
  • Reaplicar, aproximadamente, cada 2 horas, incluso en días nublados, y después de nadar o sudar y no utilizarlo para aumentar la exposición al sol”, apunta el experto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here