Se suele desaparecer cuando el bebé empieza a alimentarse con la cuchara, pero, ¿qué ocurre cuando, tras cumplir seis meses de edad, el bebé sigue teniendo este reflejo?

Resulta muy curioso entender la perfección con que nuestro organismo trabaja, y es que si bien es cierto que para todo hay una explicación lógica, muchas veces por desconocimiento no sabemos qué cosas son normales y cuáles pueden ser un signo de alarma en nuestros pequeños.

El reflejo de extrusión es aquel que, una vez que se le ofrece al bebé algo en la boca, ejerce movimientos regulares con su lengua tratando de empujar hacia afuera lo que se le ha introducido, bien sea un objeto o comida (algo así como intentando sacar algo de su boca ayudado por la lengua).

Este reflejo lo tienen todos los bebés y normalmente desaparece alrededor de los seis meses de edad, siendo totalmente normal y necesario su desaparición para dar paso al inicio de la alimentación complementaria, es decir, que para que un bebé pueda iniciar su alimentación distinta a la leche materna o fórmula infantil, debe cumplir con este requisito.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here